Bendito seas

Bendito seas
(by Ultravioleta)
 
Bendito seas
por ser el origen de todas mis tormentas;
por llenarme de miedo
de inquietud y deseo.
Bendito seas
por haberme despertado
abriendo de un tajo mi pecho sin piedad
y arrancado mi corazón volviéndolo a la vida.
Y puesto a deambular mis ilusiones…
Y desatado mi lujuria…
Devorado mis certezas….
Bendito seas por haberme llenado
de escándalo,
de sinrazón,
de extravagante plenitud,
de la absurda contradicción
del encanto y el desencanto al mismo tiempo.
Y bendito el instante en que mis ojos
se abandonaron a los tuyos para siempre,
inevitablemente,
inexorablemente.
Bendito destino
el de mi vida al encontrarte…
Milagro bendito…
Bendición de cada instante
que tan bien sé heredada de otras vidas
en las que ya te he cruzado.
Bendito reencuentro…
Bendito deambular de mi cuerpo y tu cuerpo,
a veces perdidos y otras reencontrados,
ida y vuelta entre la risa y la lágrima.
Y bendición de aquel día en que no estés
ya nunca más,
irremediablemente,
porque allí conoceré lo absoluto de tu ausencia.
 

Esta entrada fue publicada en Poesía. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Bendito seas

  1. _ dijo:

    GUAUUUUU! cuanto AMOR hay en este poema…solo las mujeres pueden sentir de este modo.
    Este espacio tiene de bello como de femenino, muy lindo.
    Volvere por mas, ahora me voy a dormir pero me quedo pendiente ver otras entradas que imagino tan puras como esta.
     
    Un beso.
    Tere.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s