Si no hay adonde ir

Si no hay adónde ir
(By Ultravioleta)
 
Cómo duele tu ausencia…
Sólo quiero que vuelvas…
Sólo quiero sentirte
en carne y piel y alma
aquí al lado mío,
porque es tu deseo,
porque nada más quiero
porque es lo que tu sueñas.
Sólo quiero que vuelvas
que tan sólo un instante
se aquiete el pensamiento
y solamente escuches
el latir de tu cuerpo
que, lo sé, presuroso
corre hacia mi cuerpo.
Sólo deja que fluya
la luz de tus entrañas
la única que sabe
hacia dónde guiarte.
Olvidate del miedo,
desagota la angustia,
clausura la incerteza,
abandona la culpa.
Sólo así tu y yo,
sólo así, frente a frente,
sólo así, hechos uno
podremos escucharnos
y perdernos de nuevo
en los ojos del otro
y encontrar el destino,
la auténtica razón
que rige nuestras vidas.
Ya no dudes, ni temas, ni te culpes, ni sufras,
ni intentes olvidarme
– sabes? será imposible-
Estoy grabada en tí,
a fuego, miel y sangre.
Y no importa dónde estés

allí estaré a tu lado.
Tan sólo vuelve,
vuelve,
que tengo tantas cosas
para vivir contigo,
las horas más gloriosas
de mi vida vacantes
esperando tus manos
que quieran poseerlas.
Vuelve, tan sólo vuelve….
Si no hay adonde ir…
Si no hay más que tu ausencia…
Si no hay más que mi ausencia…
 

 
Esta entrada fue publicada en Poesía. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Si no hay adonde ir

  1. _ dijo:

    Que hermoso escribis mujer!
    Es un verdadero arte poder hacerlo de este modo, felicitaciones!
    Tere.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s